Inicio

Nivel anterior

Efecto invernadero

Contaminación atmosférica

No pueden verse pero son nocivas...

Una visión refrescante

  Una visión refrescante de la calidad del aire de los interiores

Aunque las viviendas actuales energéticamente eficientes funcionan muy bien y evitan que se escape el frío o el calor, también es verdad que conservan un aire un poco viciado y no permiten su renovación. Un sistema de ventilación resuelve el problema del aire viciado al renovar el aire de las construcciones herméticas sin derrochar la valiosa energía.

En todas las casas hay cierta cantidad de gases nocivos procedentes de muy diversas fuentes: materiales de construcción, la propia tierra sobre la que se erige la vivienda, el sistema de ventilación o calefacción e incluso las personas, que exhalan dióxido de carbono. Como es lógico, la mejor forma de renovar el aire de su vivienda es abrir las ventanas: el problema es que así se pierde calor o aire refrigerado, y conseguir ambos cuesta dinero.

Un sistema de aire acondicionado permite que su hogar “respire” introduciendo aire fresco y no viciado; pero antes de eliminar el aire viciado del interior, recupera gran parte de la energía de calefacción o refrigeración y la transfiere al aire de entrada. Cuando se emplea un sistema de este tipo para hacer su hogar más confortable es como si se pudiera abrir las ventanas de todas las habitaciones incluso en los días más fríos o más calurosos... evitando al mismo tiempo las corrientes, la humedad y los altos costes energéticos. Es una solución confortable que, literalmente, supone una bocanada de aire fresco.

info-legal. politica privacidad . mapa . contactar
Carrier Corporation copyright 2000-2009 -a UTC company